La climatización en el cuarto de baño

A veces, cuando pensamos cómo climatizar la casa, nos olvidamos del cuarto de baño, o que no adaptemos el sistema de calefacción a él. Si vemos las diferentes opciones de climatización puede que incluyamos, en el proyecto de climatización, algún aspecto específico para el baño, como puede ser el suelo radiante.

Si tienes una casa y quieres optar por una tecnología eficiente y ecológica, la bomba de calor es otra opción. Por otro lado, también podemos instalar acumuladores de calor en el baño, los cuales pueden permanecer cargados y descargarlos sólo al darnos una ducha, por ejemplo.

Calefacción auxiliar

radiadores toalleros cuarto de bano y calefaccion

radiadores toalleros cuarto de bano y calefaccion

A todos nos gusta salir de la ducha y que el baño esté calentito. En ocasiones, pese a que la casa esté caliente, la sensación al salir mojado es que, en el baño, hace frío.

En este caso, puedes optar por algún sistema de calefacción auxiliar para el baño. Este sistema debe ser fácil de transportar, que se pueda guardar fácilmente o mover a otra habitación. o utilizarlo en otra habitación, en caso necesario.

Por último, y no menos importante, este sistema debe ser cómodo, fácil de usar y que no requiera obra.

Como cualquier aparato eléctrico, no debe situarse encima ni demasiado cerca de una salida de agua. La mezcla de agua y electricidad puede conllevar problemas graves.

Es cierto que, si tu baño es pequeño, las distancias de seguridad pueden ser un problema. En este caso, asegúrate de que lo que compras tiene la máxima seguridad contra salpicaduras para que lo puedas poner más cerca de la ducha o el baño.

La calefacción auxiliar para el baño debe respetar el grado de protección IP 21. Este índice de protección significa que el agua puede rociar el dispositivo y que los objetos de más de 12 mm no pueden penetrar en él ni interferir en su funcionamiento.

 Sistemas de calefacción auxiliar para el cuarto de baño

Radiador convector portátil

En este sistema, una resistencia, que se encuentra protegida por una carcasa metálica, calienta el aire cuando contacta con él. Se basa en el sistema de convección (el aire caliente sube), el cual permite un calentamiento gradual.

Sin embargo, este tipo de sistemas seca el aire y tienen un alto consumo eléctrico. El hecho de que su precio sea bajo y que sean cómodos de usar puede que compense los inconvenientes anteriores.

Radiadores de aceite

Calientan el aire ambiental por radiación. Su estructura característica está formada por módulos metálicos donde se encuentra contenido el aceite.

Son bastante potentes y tienen un menor consumo ¡ que los convectores o calentadores radiantes, además, aunque lo hayas apagado, seguirá emitiendo calor. Sin embargo pesan y ocupan bastante.

Panel radiante portátil

Transforma una parte de la electricidad en radiación infrarroja. Esta radiación se propaga alrededor del radiador, de forma proporcional a la distancia. Todo lo que está cerca del radiador se calienta. Calientan de forma bastante rápida, aunque haga mucho frío.

Calefactor

Mediante una resistencia se calienta el aire, que es propagado por una hélice. Es un sistema bastante ruidoso.

En baños amplio, la función oscilante permite dirigir el aire caliente en todas direcciones y así calentar la estancia completa. También los hay que se pueden colgar en la pared.

Radiador halógeno

Oculto tras una rejilla, un tubo calefactor contiene un filamento y un gas halógeno que emite infrarrojos.

Este radiador calienta rápido y es una gran opción en baños pequeños. Sin embargo, su forma de uso es la menos segura de todas las anteriores.