¿Cómo funciona un jacuzzi?

¿Cómo funciona un jacuzzi?

Parece que la vuelta a la normalidad va a traer la posibilidad de retomar nuestros hábitos turísticos y, entre ellos, destaca el poder irnos a un spa y meternos en el jacuzzi. En este artículo vamos a ver cómo funciona un jacuzzi.

Energía que consume un jacuzzi

Los jacuzzi usan electricidad y aquella energía que tenga la vivienda o inmueble para calentar agua, ya sea electricidad, gas natural, propano, butano

Reparacion spa y jacuzzi con ahorro de energia

Reparacion spa y jacuzzi con ahorro de energia

Según las características técnicas el consumo regular puede rondar entre 1,5 Kw/h y 4,5 Kw/h, dependiendo de la cantidad de bombas que tenga y de qué potencia posean dichas bombas.  A más bombas, mayor será el consumo de electricidad. El resto de funciones que tenga el jacuzzi también modificará la energía que se consuma. Uno de esos mecanismos puede ser el calentador del agua, el calefactor.

Sin embargo, todo dependerá del depósito. Cuanto mejor sea el depósito, mayor será la capacidad de automatizar el consumo de energía y anular las funciones de ciertos mecanismos en momentos en los que no se necesiten.

¿Qué es un jacuzzi?

Un jacuzzi es una bañera de gran tamaño que posee la capacidad de mantener el agua caliente. Poseen boquillas por las que salen chorros de agua y/o burbujas de aire que masajean el cuerpo. La cantidad, ubicación y tipo de éstas últimas variarán según el modelo.

Suelen poseer diferentes funciones:

  • Leds sumergidos que emiten luces de colores
  • Difusores de aceites esenciales
  • Radio o conexión bluetooth

¿Cómo funciona un jacuzzi?

Los jacuzzis se deben instalar sobre una superficie nivelada y que soporte el peso del jacuzzi lleno. También necesitan de conexión eléctrica, una toma de agua y un desagüe.

Los jacuzzis propulsan agua y/o aire por las boquillas, mantienen el agua caliente y la van filtrando de manera constante.

Para funcionar necesitan diferentes componentes:

  • Bomba (o booster): es la encargada de impulsar Impulsa el agua gracias a chorros de intensidad que se puede regular.
  • Soplador (o blower): es el que produce las burbujas de aire que salen por las boquillas. Determinados jacuzzi incorporan un sistema de calefacción de aire para evitar que las burbujas enfríen el agua.
  • Calentador: es el encargado de calentar y mantener el agua a la temperatura que ha elegido el usuario.
  • Filtro: aspira el agua, la filtra y la vuelve a expulsar. De esta forma se conserva el agua varias semanas. Se compone de filtros y una bomba.
  • Sistema antical: evita que se acumule cal en las tuberías y protege el sistema. No se encuentra en todos los modelos.
  • Panel de control: puedes controlar la temperatura, la intensidad y cantidad de los chorros… También hay algunos que poseen conexión bluetooth por lo que puedes conectar música.

Para lograr lo que deseamos, debemos seguir los pasos mencionados, pero sobre todo darle el cuidado y mantenimiento necesario para evitar reparación de jacuzzi en el futuro.